Las ventanas elevables son muy fáciles de usar y nos aportan además grandes prestaciones. Incorporan herrajes elevables que permiten el deslizamiento de la ventana.

Son ideales para huecos de gran tamaño o cuando los cristales son muy pesados. Permiten un total aislamiento térmico y acústico.

Este tipo son especialmente muy vistosas, seguras, elegantes, y practicas.