Son unas ventanas con dos o más divisiones que permiten su apertura de forma vertical. Normalmente, tienen una hoja fija y otra móvil que se desliza de forma suave proporcionándonos una gran seguridad y confort.

Las ventanas de guillotina se utilizan mucho para locales, oficinas y restaurantes. Son fáciles de usar, especialmente indicadas para optimizar el espacio.